Soy papá!

Qué emoción! Todo es tan raro que no sé ni por dónde empezar!!!

En este blog hablo de todo… de laburo, de anécdotas personales, de cosas divertidas que veo, etc. y sólo en dos ocasiones tuve escritores invitados. Casualidad o no, los dos hablaron de sus experiencias como padres: Francisco, en 2009, ya con hijas entrando a la adolescencia, y Mateo, en 2010, con su hija recién nacida.

Estamos a mediados del 2011 y me tocó a mí poder contar mi relato. Algo que nunca pensé que llegara, pero que siempre soñaba. Juro que el día que conocí a Chu soñé con este momento.

El viernes 22 de julio, con 8 meses y medio de embarazo, Chu y yo tomamos el desayuno y ella hizo referencia a unas contracciones o “algo parecido” que sentía en la panza. La verdad es que no le presté mucha atención, ya que la fecha de parto era el 3 de agosto y habíamos decidido inducirlo el sábado 23 para intentar evitar la cesárea, ya que Tommy (ni idea por qué, jeje) parecía ser más grande que el promedio 😉

Chu se fue con el auto a hacer unos trámites al banco y me dejó en una compañía donde tenía que dar una charla de Social Media. No me preocupaba quedarme sin el auto, porque en ese mismo edificio trabaja Pedro, un gran amigo con quien había arreglado para almorzar. De todas formas, le dije:

Voy a dejar el teléfono en silencio, pero cualquier cosa lo llamás a Pedro y le decís que me vaya a buscar

“Sí, sí, no pasa nada” me dijo, y se fue!

Cuando terminé y salí, vi que había una llamada de ella de 3 minutos antes. La llamo y me dice:

No pasa nada, pero por las dudas vení que me está agarrando unos dolores, pero no pasa nadaaaaahhhhGGHRHAHAHAHHAGAG!!! vení, vení…”

jajaja! ahora me río, pero recién en ese momento se me cruzó la idea de que Tomás podía nacer ese mismo día. Lo llamé a Pedro, que ya había hablado con Chu, nos encontramos en el estacionamiento y salimos directo a casa. Estábamos muertos de hambre, ya eran casi las 13 hs. y no habíamos comido nada.

Subimos al departamento y Chu estaba acostada en el sofá del living, con una cara que (creo) era mezcla de dolor, ansiedad, nervios y contracciones. Insistía con decir “no pasa nada, no pasa nada” y Pedro me decía “vamos al hospital, vamos al hospitaaal!!!” jajaja! hubiera sido muy cómico filmar eso 😉

La maleta ya estaba armada y Pedro nos llevó al grito de “muévanse que tengo una mujer embarazada en el carro!” jajajaja!

Cuando llegamos, ingresamos por Urgencias y en menos de 2′ estábamos en el cuarto de labor de parto. Chu venía tentada, asegurándome que parecíamos ridículos por llevar la maleta… si sólo eran unas constracciones falsas 😛

Vino una de las enfermeras, la chequeó y dijo:

“uy! 5 de dilatación, este niño nace hoy!”

Ellos llamaron al obstetra y al neonatólogo (lo que me costó decir esa palabra bien, por favor!), que por suerte estaban por ahí. Empezaron las contracciones cada vez más fuertes y Chu, cada vez con cara más diabólica, me decía a los gritos:

AAaaagghhh!! No voy a aguantar esto, quiero cesáreaaaaaghghghhga!!!”

Eso fue lo primero y más livianito que dijo… el resto es irreproducible en este blog, ya que es apto para todo público. Yo sentía una impotencia terrible. No podía hacer absolutamente nada, le agarraba la mano y cada vez que el dolor pasaba, volvía a Admisión para completar el trámite que Chu había iniciado en la semana. Pedro estaba con los papeles haciendo fila. La mujer de admisión me dice “Mmmm…. ok, ya firmó todo? ahora Ud. tiene que hacer un copago, vaya a caja, busque un papel que dice…”, y la interrumpí sin remordimientos. Le dije “Discúlpeme, pero ahora no voy a pagar nada, voy a estar con mi esposa”. La mujer de admisión puso una cara que no entendí, pero Pedro inmediatamente me dijo: “ve con Chu, yo pago!” y me fui! (tranquilo Pedro, te voy a devolver la plata)

Cuando volví ya habían llamado al anestesiólogo que le iba a aplicar la epidural a Chu. Me dolió muchísimo no poder entrar con ella a la sala de parto mientras le ponían la anestesia, y le escuchaba los gritos y se me salían las lágrimas a mí 🙁

Llamé a Dani (la mujer de Mateo), por teléfono, para preguntarle si era normal que le doliera tanto, y cuando Chu gritó desde la sala de partos, Dani la escuchó y me dice “nahhh, esa no es ella, no?” jaja! claro que era ella! En ese momento se me retorcía el estómago por la situación y creo que por la falta de comida. Dani me dijo “voy para allá, y te llevo algo para almorzar”, pero recién pude comer después que todo pasó.

Chu volvió de la Sala de Partos con cara de alegría. No paraba de hablar, jeje! se la comía la ansiedad y los nervios. Lo primero que me dijo fue “pufff… con esto estoy perfecta, qué placer!”, Chu había vuelto gracias a la epidural 🙂

El parto era inminente, aún así le pusieron algo al suero para “apurar” la situación. Cada vez estaba más dilatada y yo cada vez tenía menos idea de qué tenía que hacer.

A todo esto, yo ya estaba vestido de verde con la ropa del hospital para entrar a la Sala de Partos, gorrito incluido 😉
Desde que leí, con lágrimas en los ojos, lo que Mateo escribió en mi blog, juré que sería completamente feliz el día que tenga una foto como la que publicó en su artículo. Y ya estaba disfrazado para esa foto… era todo tan irreal y pasaba tan rápido que era hasta ridícula la situación.

Sin darnos cuenta, ya estábamos en la Sala de Partos, yo sentado a la derecha de Chu y agarrándole fuerte la mano, que creo que era todo lo que podía hacer. Hablábamos cosas tontas, como queriendo hacer de cuenta que estábamos en cualquier otro lado.

El anestesiólogo le explicaba a Chu cómo pujar, el obstetra acomodaba los instrumentos, y dos enfermeras y el neonatólogo completaban una escena mágica. La luz era tan blanca que sentía que estaba en el paraíso. No entendía nada, pero estaba con Chu de la mano, ¿qué podía pasar?

Chu hizo dos o tres pujos, tratando de adivinar las contracciones, que con la epidural habían dejado de dolerle y el obstetra dijo: “vamos que con dos o tres más, Tomás ya nació!”

Le quería preguntar tantas cosas a Chu… pero tantas! Si le dolía, si estaba cómoda, si lo sentía salir… pero no pregunté nada. Le dije “Estoy acá”. No importaba si me escuchaba o no, se ponía como un tomate cuando hacía fuerza y estaba admirándola a cada segundo con el laburo que estaba haciendo.

En ese momento, pareció como que Chu se cansó y los médicos la incitaban a seguir un poquito más para terminar con el parto. Tanto era así, que el obstetra me dijo:

“Venga papá, para que le diga a Patricia que Tomás está a punto de salir”

La verdad es que no lo dudé, no me voy a perder eso por miedo a desmayarme… ¿qué tipo de padre sería? Lo que vi fue muy fuerte, Tomás estaba adentro aún, pero su cabeza ya se le veía. Le dije a Chu que Tommy estaba ahí, casi saliendo. Y fue cuestión de segundos para que me bajara la presión y sintiera que me estaba por desmayar.

Me estoy yendo, me estoy yendo…

me acompañó una enfermera a la puerta de la Sala de Partos y me senté en una silla de ruedas con un algodón con alcohol. Le pedí por favor de volver a entrar jurándole que me sentía mucho mejor, pero me recomendó seguir sentado. Efectivamente, tuve un segundo bajón importante, pero nunca perdí la conciencia.

Recé pidiéndole a Dios que me dejara ser parte de esto. Desde que me senté hasta que mejoré no deben haber pasado más de 3 o 4 minutos, que se me hicieron eternos. Luego de verificar que yo estaba bien, me dejaron entrar y me senté al lado de Chu otra vez. Chu pujó una vez más y salió la cabeza de Tomás.

Los médicos le pidieron que no haga más fuerza, porque el cordón umbilical se le había enredado en el cuello, así que se lo cortaron antes de que termine de salir. Salió casi morado del frío del aire acondicionado, pobre… pero ahí estaba, diminuto y en silencio. Pasó un ratito hasta que lo escuchamos llorar y recién ahí creo que yo respiré también.

Después de hacerle los exámenes correspondientes, se lo apoyaron a Chu en el pecho y por primera vez estábamos los 3 juntos.

No tengo forma de explicar lo que sentí en ese momento.

Cuando el neonatólogo se lo llevaba, Chu le dijo “lo puede sostener el papá un poquito?” y creo que siempre le voy a agradecer esa pregunta. No me animaba, no sé qué me pasó, pero jamás lo hubiera preguntado. El neonatólogo me lo dio y me pidió que lo ponga en la incubadora. Yo estaba tan nervioso como si estuviera manejando barras de uranio y el mundo pudiera explotar por culpa mía, jeje!

Acompañé a Tommy, incubadora por medio, a Neonatología y volví con Chu. Fue muy raro tener que elegir entre acompañar a Chu o a Tomás. Creo que Chu me convenció con sólo una mirada 😉

En poco más de 3 horas de estar en el hospital, Tomás nació a las 16.28 hs. Desde ese momento, no nos despegamos más de él.

¿Qué más puedo decir? Soy papá!

Comments (46)

  1. Ay dios… como me hiciste llorar hermanito.
    No veo la hora de subirme a un avion para conocerlo a Tommy y estar con ustedes en esta nueva etapa de vida, q es la de ser padres… los ADORO.

  2. Impecable e impresionante relato, casi que lloré.
    Felicidades nuevamente papá!
    Mejor pápa para que te vayas acostumbrando al acento panameño 😉

  3. Voz tenes que hacer un guion de pelicula algun dia! me sentia parte de tu dia tan especial! Felicidades a los tres! Que experiencia! Buen cuento para cuando Tommy este mas grande!

  4. Gracias por hacerme sentir parte de todo este momento especial para ambos. Mil bendiciones y cuando tenga un mes lo conoceré! jajajaja Los adoro!

  5. No puedo evitar sentirme parte de esto. Me siento feliz que finalmente podamos ponerle una carita a Tomás y aunque yo había prometido filmar, su llegada me agarró en un avión, jejeje.
    Felicidades a los tres.
    Igual tengo que decir, con el perdón del los dos caballeros de la foto, que la madre brilla de una forma tan especial y eso que yo la he visto reír muchas veces.

  6. WOW! De verdad que lo haces sentir a uno parte del momento!
    Muchísimas felicidades a Chu y a ti. Que Dios bendiga a Tommy y le dé salud a él para crecer sano y fuerte y a ustedes para vivir la experiencia de ser padres. Un fuerte abrazo!

  7. Amé tu narración! Bienvenidos a este mundo maravilloso en donde la palabra amor toma miles de significados todos los días. Bendiciones para Tomás, para Chú y para ti también. Espero conocer al gran heredero. Abrazos grandes.

  8. Si pudiste vertir tantos sentimientos en un texto como este, te aseguro que podrás vertir demasiada felicidad en tu familia… Los quiero!!! Disfruten al máximo 🙂

  9. Wao! Me senttí completamente identificado contigo Juan. Gracias a esto tengo una idea de como es ese momento.

    Uno de los momentos sublimes de la vida. Felicidades a los tres. 😉

  10. Juaaaaaaaaaaann!!! gracias por haber compartido esto con nosotros…. se me han aguado los ojos y me he reido a carcajadas! no sabia todos los sentimientos y pensamientos que se le pasan a un papa en ese momento tan hermoso. Muchas felicidades a ti y a Chu!!! Que monstrua Chu eehhhh!!! en 3 horas!!!!!!!que campeona!! Bienvenido Tommy!!! Un beso a los 3 y muchas bendiciones!

    Con cariño,
    la tía Moni 😉

  11. Mono querido, felicitaciones para vos por tu compañía incondicional y a Chu por el laburo fantástico que hizo.
    Disfruten de Tomás Soares Gache y espero verlos pronto, acá o allá!!!
    Abrazo enorme a los tres.
    Licho

  12. Che! Preciosa vivencia! Tomás tendrá el recuento más hermoso de su bienvenida a este Mundo! Sólo padres amorosos pueden expresar tan bello momento! Jorge y yo nos alegramos! Feliciades!

  13. ese momento exacto que realizas lo que acaba de suceder es increible e irrepetible …. felicidades hermano, ojala este relato se repita……y un abrazo y un beso a Chu…las mujeres son relamente fuertes….nosotros no aguantariamos ese evento…….

  14. Bueno creo que ya es de dominio popular que soy una llorona, asi que si llore al leer esto!
    Felicidades a los 3, es una foto perfecta! Les deseo lo mejor
    Se les aprecia mucho

    besos

  15. Espectacular el relato. Muy real. Muchas gracias. Me hizo revivir el nacimiento de mis hijor. Estas madres son pura polenta.
    Les mando ungran beso a los tres

  16. Me hiciste llorar como una condenada!!!!! Me encanto mira que leo siempre lo que escribis, siempre sos super detallista y haces vivir el momento…senti que estaba ahi en la sala de partos me encanto!! LOS FELICITO!!! un beso enorme!! muy emocionante Juan!!

  17. WAO! se me hizo la piel de gallina, MILLÓN de bendiciones para ese bebe y tu familia 😀

    Felicidades Mono ya sos papá che!

  18. yo también lloré!!! qué gráfico todo… y yo que no estoy tan lejos de todo esto!!! Que Dios bendiga a los 3!

  19. Se me caen las lagrimas como el dia que aparecio trini y wenchi en nuestra vida. Y eso es por lo mucho que te quiero, porque sos un hermnano para mi.
    A partir de ahora nada importa mas en la vida que esa personita que tenes al lado. Los quiero mucho a los 3.

  20. Gracias Juan por compartir esas horas inolvidables con todos los que te queremos. Para mí fue re lindo poder sentirme parte de tu historia, a través de tu relato.
    Me hiciste sentir alegría, emoción, ternura, impotencia, tristeza, felicidad, etc. etc. Lograste emerger TODOS los sentimientos posibles, a flor de piel.
    No tengo duda de que serán unos excelentísimos padres. Bienvenidos a este maravilloso mundo de ser papás.

  21. Juan!!!! Me emocionaste tanto con tu relato!!! Que orgulloso estará Tommy el día que lea esto!!!! Va a tener todos los detalles de su llegada, el trabajo dedicado de Chu, tu presencia incondicional y el inmenso amor que lo trajo a el a la vida!!!! Muchísimas felicidades para los tres!!! Y un beso enorme y especial para el Principito recién llegado!!!!!! Y mi total admiración a Chu!!!!! Siempre supe que era una mama genial!!!! =)

  22. Que buena noticia!!! Amigo!
    Y que buen relato, juro que mientras leia, sentía que los estaba viendo por una pantalla. Felicitaciones Papá!!! sobre todo muchas felicidades a Chu y por supuesto a Tommy. Desde este remoto lugar les mandamos muchos besos a los tres. Edu, Ana, Cami y Juli.

  23. Belleza!!! me hiciste recordar el nacimiento de mi Sarita, excepto que no tuve contracciones y la que casi se desmaya era yo jajajaja.

    Tomás es un bebé afortunado, tiene unos papás maravillosos que día a día lo van a formar y van a hacer de el un hombre de bien, que dicha que lo tengan ya en casita y que cuando esté mas grande pueda leer el relato que su papá hizo de su nacimiento.

    Está guapísimo ese panameñito, futuro delantero de la Marea Roja, con el si vamos al mundial… anda di que si!!!

    Abrazos y besos para los 3,

    Karla

  24. No está bien que me hagas llorar tanto mientras estoy en el trabajo!! Mis compañeros me miran y se preguntan: que le pasa a esta loca? Por suerte estoy embarazada y siempre puedo decir que el diseño de esta viga es tan eficiente que me emociona hasta las lagrimas! Igual mis compañeros son todos hombres y piensan que está dentro de lo normal! Jajaja!
    Volviendo a lo que escribiste me emociono muchísimo y me hizo acordas a los viejos tiempos (cuando éramos jóvenes!) y sé que el lugar de papa fue siempre tu lugar! Y no puedo estar más agradecida con Dios por haber puesto en tu camino a ese flor de mujer que tenes!
    Sos un excelente persona y aun mas excelente amigo y no te mereces nada menos que absoluta felicidad! Y creo que Tommy es la materialización de esa felicidad incomparable!

    Los felicitamos de nuevo! Y les mandamos un besote enorme a los tres!
    Los queremos mucho,
    Agus y Fede

    PD: Lo tuve que convencer a Fede que te desmayaste por la falta de comida y no de la impresión. Porque ya empezó a arrugar! Jajaja!!
    PD2: BTW todavía sigo llorando! Jaja!!

  25. que linnnnnndo chicos!!! segui paso a paso el momento final de un gran principio … una familia nueva y mucho mucho amor!!!
    Los quiero mucho, quisiera conocer y tocar y besar a Tommy YA.
    Besos a esta familia

  26. Juan que alegria enorme y cuantas emociones en tu relato. Toda la felicidad del mundo para ustedes y mas también.. Abrazos

  27. Primazo, como te dije en su momento, me alegra hayas vivido el momento con la intensidad que se lo merece. AHora si, al igual que yo dejaste de ser un “papito” para ser “PAPA”.
    Abrazo
    Mateo

  28. Qué orgullo estar mencionado en el post de uno de los momentos más importantes de tu vida!

    Queridos Mono, Chu, Tommy, felicitaciones!!!
    Nada es igual a ser padres.

    Y del parto, todos los que lo somos vivimos situaciones similares, pero te leo Mono y me emociono como la 1a vez.

    Welcome Tommy!!!

    abrazos y besos.

  29. Nuevamente felicitaciones…y mientras lo acunes decile despacito al oido “Nunca pero nunca grites cuando te hagan un foul….” de grande te lo va a agradecer. Abrazo

  30. Mis queridos Trixie, Juan Cruz y Tommy, FELICITACIONES FAMILIA!!
    La verdad vale la pena leerte!!! No tiene desperdicio!!
    Que experiencia fantástica y tan bien relatada.

    Sentí que estaba casi al lado de Uds.!
    Siento que cada momento que relatás fue único y que la llegada de Tomás es un verdadero regalo del Cielo.
    Espero poder verlos cuando puedan viajar a Buenos Aires.
    Son un amorrrrr!
    Les mandamos besos y abrazos desde Tandil.

  31. hola, no te conozco pero tambien llore un poquito. Yo estoy en la incertidumbre de dejar participar al padre o no del nacimiento de nuestra bebe. porque la verdad el se porto super mal. Me abandono a los 8 meses se fue a pasar año nuevo y vacaciones a Rio con sus amigos y demas cosas. Pero no me siento con derehco de quitarle la oportunidad de vivir estoy con su hija que se lo va a querer mucho porque no deja de ser su padre. Quisiera me aconsejes que hacer. Obvio todo el mundo me dice que no cuente con el que deje de ser indigna y demas cosas. Vos como padre que vivio esa experiencia me podes aconsejar y decir si realmente sentiste una conexion especial con tu bebe y si vale la pena que deje de lado mis sentimientos que en estos momentos no son muy buenos sobre el por nuestra bebe. Gracias!!

  32. Cristina Ramírez Anaya

    Qué historia tan linda, no paré de leer ni un segundo, y lloré un poquito en las partes en que explicas la difícil situación en la que te encontrabas pero, que a pesar de todo estabas ahí, presente… gracias por compartirla, es la primera vez que entro al blog y bueno, me encantó este lugar, llegué cuando busqué en google algo sobre presentar una propuesta, a propósito gracias, creo que volveré.

Leave a Comment