Anécdotas de Tren

Viajo diariamente a la Ciudad de Buenos Aires en el ramal que va de Tigre a Retiro desde hace casi 14 años. En todos esos kilómetros recorridos sobre rieles he juntado las mejores anécdotas de mi vida, como la que les voy a contar.
El viaje en tren más divertido de mi vida fue una mañana de invierno, hace 6 o 7 años. Hacía frío y caía una llovizna que obligaba a uno usar todo el equipete antiagua: impermeable y paraguas. En el andén, por razones obvias, todo el mundo se amontonaba debajo del techo y el que intentaba llegar a la boletería, se enfrentaba a una odisea.
La primera señal de que iba a ser un día alegre fue cuando, de casualidad, me encontré con mi primo Facundo, quien cuando me vio estaba tratando de cerrar el paraguas sin mojar a nadie y conteniendo la risa. ¿Vieron que cuando la situación es exageradamente bizarra ya pasa a ser tragicómica? No sé si era tan así, pero fue lo primero que pensé.
Llegó el tren. Hacía poco tiempo que TBA había estrenado las nuevas formaciones con aire acondicionado y ventanas que no se abren. Podrán imaginarse perfectamente el sauna formado por el aire acondicionado apagado (invierno, obviamente), la humedad y el encierro.
No habíamos terminado de subir que una señora mayor, poco afortunada, se quejó: “muchacho, me está clavando el paraguas”. Uno de los chicos que estaba cerca nuestro le dijo “no es el paraguas, señora!”. Todo el mundo se empezó a reír a carcajadas.
Contra una de las puertas que no se abre había una parejita que, aprovechando el tumulto, se estaban tratando de unir por la boca y poco parecía afectarles los comentarios de “no te vas a poder despegar”, “compartí” o “está rica?”, jajaja! Y a unos metros de los amantes apasionados estaban dos amigas y el novio de una de ellas. En un momento, despidió a su novia y le dijo “voy acercándome a la puerta para poder bajar en la próxima estación” y cuando, pidiendo permiso, se abría paso entre la gente la novia le dice “Cuchiiii, no me deseaste suerte para el parcial”. El susodicho, verde de la vergüenza ante las risas de los pasajeros, le contestó “Suerte, amor”.
No todo estaba terminado. La amiga de la novia dice en voz alta “Cuchiiii, yo también tengo parcial hoy”, jajaja! Sin poder esconderse en ningún lado, el chico contestó “suerte” y las risas eran cada vez más fuertes. “Yo tengo examen mañana”, gritó un hombre desde el medio del pasillo, jaja! Y la respuesta del deseador de suerte fue “Suerte para todos los que dan examen esta semana!”, jajaja!
Qué buen recuerdo! ¿tuvieron situaciones graciosas en un medio de transporte?

4 Comments

  1. Mi situacion en un tren de comica no tuvo nada, fue totalmente tragica!!! una mañana despues del dia del amigo me tome el tren a las 8 de la mañana como todos los dias, la unica diferencia es que esa mañana mi nivel de alcohol en sangre era muuy elevado. Me subo en la estacion La lucila. Para Vicente lopez comence a sentir el sudor frio correr por mi frente, a la siguiente estacion Rivadavia, comence a aguantar pequeñas arcadas, las cuales se intensificaban por momentos. A todo esto mi novia me hacia caricias, las cuales parecian alfileres que me cortaban la piel, lo cual me puso de muy mal humor. No habia nada que calme mi malestar. Luego de varios comentarios de la gente preguntandome si me sentia bien, que estaba blanco, palido, etc etc etc estabamos llegando a la deseada estacion RETIRO, segundoas antes de que se abra la puerta las pequeñas arcadas se transformaron en un gran grito de mi novia: “CUIDADO QUE VOMITAAAAAA” la gente salto para los costados liberando el camino de la puerta si yo sali corriendo para el anden de enfrente en el cual habia un tren esperando para salir con sus respectivos pasageron mirando por la ventana. Mi novia a 10 metros de distancia riendose, la gente chusmeando para ver que me pasaba y yo con ambas manos apoyadas en la ventana del tren dejando la vida. La verdad que fue un ASCO, pero bueno, al dia de hoy me causa gracia la situacion!Saludos y muy buena la pagina!!Patricio de Tigre

    Me gusta

  2. Muy buenos recurdos mono como no acordarme de ese viaje.Te cuento otra que me paso hace como 8 años atrás. estaba con Clara en el TBA llendo para beccar en el primer vagon. Todo venia bien hasta que de repente se habre la puerta del maquinista y sale el chofer con cara de panico al grito de agarrense que chocamos!!!!! Hayyyyyyyyy que cagaso en ese momento no sabia que carajo hacer. Me agarre del pasamanos. la abraze a Tati y pum!!!! nos fuimos al piso del golpe. Un camion se habia quedado colgado en el paso a nivel de Olivos y no lo pudo sacar. Y lo peor es como quedaron los 0KM que transportaba el camion. Que susto!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s