Agua caliente

No, no tengo ganas de hacer un té ni de cebar mate. Me quiero bañar!
¿por qué cuesta tanto? ¿soy el único que tiene problemas con la temperatura del agua? ¿Aquaman se enojó conmigo?

Ducha(la imagen es sólo a modo ilustrativo, esa no es mi ducha y yo no soy esa señorita)
En Buenos Aires tengo un calefón que si no tiene suficiente presión de agua caliente, no se prende. Y lo peor es que cuando está prendido y abro un poco el agua fría, se apaga. Entonces uno empieza la discusión eterna entre las dos canillas (o una, si tienen una ducha moderna con un monocomando!).
Abro la caliente, sale fría hasta que prende el calefón, cuando está hirviendo, abro un poco la fría, pero si abro mucho, el calefón se apaga. Ahí me di cuenta que tengo una neurona dedicada a la temperatura del agua, sí señor! Me dijo “probá abriendo un poco la canilla de agua caliente del lavatorio, para compensar la falta de presión por abrir el agua fría de la ducha” y ¡eureka! temperatura ideal. Gracias Neurona 15667!
En el apartamento de Panamá tengo calentador eléctrico de agua. Con el mismo concepto, siempre abría al máximo el agua caliente pero salía siempre tibia. Consulté con mi vecino amigo y me tiró un tip mágico: “el calentador, que está en el lavadero, tiene un regulador de temperatura”. Pensé que había conocido al Dios de los calentadores eléctricos y cuando llegué al apartamento, lo primero que hice fue ir al lavadero y ver, para mi sorpresa, que la temperatura estaba al máximo. No puede ser.
Volví a Buenos Aires frustrado y feliz de estar quemándome vivo con el agua (me duró 40 segundos la felicidad), pero cuando llegué nuevamente a Panamá pensé “vamos a estar mucho tiempo acá, tratemos de encontrar la felicidad de cualquier forma”. Nuevamente, por segunda vez en mi vida, la neurona 15667 se despertó y me dijo “si el calentador eléctrico es un caño que tiene mil vueltas por donde pasa el agua, para calentarse más debería pasar más tiempo en el caño”. Otra neurona (la 48) quiso desviar mi atención del “caño” pensando en “Bailando por un Sueño”, pero logré seguir concentrado. ¿Y si abro menos agua caliente? ¿habrá menos presión y saldrá más lento?
Creo que sentí lo mismo que habrá sentido Newton cuando vio caer la manzana. Soy feliz!
Lo que todavía no tengo idea es por qué la notebook no funciona luego de estar un buen rato en la ducha. Lo mismo pasa cuando paso mucho tiempo en la pileta. Creo que tiene que ver algo con el agua, debo estar cerca de la solución. Nunca había pasado nada así antes de empezar a usar el lector de huellas digitales para entrar a Windows. ¿tendrá algo que ver con que se me arrugan un poco los dedos?

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s