Pobre pibe

Subí al tren y me obligué a intentar disfrutar del viaje a Buenos Aires. Por supuesto, compré el Olé y … Más